La despensa encaramada de Bogotá

Lun, 02/05/2022 - 21:46
La despensa encaramada de Bogotá
Cristina Consuegra, bióloga y cocinera, será nuestra invitada a las Charlas Ciudadanas del mes de mayo en BibloRed. Será la oportunidad de reconocer el potencial culinario de las especies que nos rodean en la capital

La biodiversidad de Bogotá está presente en diferentes espacios de uso que son de carácter tanto público como privado. Dentro de estos se encuentran los cerros, los humedales, los parques, los andenes y los separadores, así como las huertas urbanas que son la expresión vigente del campo en la ciudad. Muchas de las plantas que conforman la biodiversidad urbana son comestibles, lo que quiere decir que en las calles que recorremos a diario hay una despensa disponible para quienes quieran descubrirla. 

En esta charla, recordaremos estos espacios de uso con el objetivo de identificar un grupo de plantas comestibles que puedan incitarnos a reconocerlas y a reactivar nuestra memoria de recolectores, así como invitarnos a que las probemos e incluyamos en nuestras comidas. Hacerlo será una forma de relacionarnos más íntimamente con nuestro entorno y de encontrar en estas plantas unas aliadas para experimentar en la cocina, aportando además a nuestra soberanía alimentaria. La charla tendrá una parte práctica en la que prepararemos una receta con alguna de las plantas de la despensa encaramada de Bogotá.

Las Charlas Ciudadanas, son un programa de la Red, que busca contribuir a la formación ciudadana a través de la construcción del conocimiento, el diálogo y la reflexión de la mano de expertos. Te invitamos a programarte y participar en nuestras charlas, que podrás disfrutar de manera gratuita y presencial en las siguientes Bibliotecas Públicas:

Biblioteca Pública Rafael Uribe Uribe
Miércoles 4 de mayo
9:00 a.m.

Biblioteca Pública Puente Aranda
Viernes 13 de mayo
10:00 a.m.

Sobre Cristina Consuegra
Es antropóloga y cocinera, y su práctica se centra en explorar, por medio de sembrar, cocinar, caminar y escribir, las relaciones de asociación y cuidado entre los mundos humano y más que humano. Ha trabajado como investigadora y consultora en iniciativas de conservación de la biodiversidad, patrimonio agroalimentario y cocinas tradicionales en diferentes regiones de Colombia. Su exploración actual alrededor de la conexión entre arte y cocina la ha llevado a desarrollar proyectos tanto colaborativos como personales, a participar en tres residencias artísticas (Centro Internacional de Arte y Paisaje, Francia; Instituto Furkablick, Suiza; y Flora ars+natura, Colombia) y a conformar el colectivo todoestamal. Es coautora del libro Mundos mutuos. La cocina como taller.